Buscar
  • Daniel

Tres Gatos Press

Esta semana platicamos con los chavos de Tres Gatos Press, un dúo de grabadores residiendo en Guadalajara, México. Ellos nos platican formas alternativas para trabajar y han creado una comunidad.




¿Cuáles son las técnicas y medios con las que les gusta trabajar?


Xavier: El grabado en relieve, porque 100% casero se puede trabajar en la casa. Es más, hemos sacado una mini tortillera y andado en la calle y hay se hace. Con que haya presión se puede hacer grabado en relieve. Linóleo, MDF, madera. Las últimas dos son menos comunes, pero el grabado en relieve con linóleo es nuestro fuerte.


Alejandra: Si como dijo Xavier no tenemos prensa. Así que imprimimos con una máquina de tortillas que aquí en México se encuentra en cada casa. Bueno en mi casa si, ahora alomejor ya es diferente. Como dice Xavier es presión, hemos sacado ediciones pisando la pieza.No es facil acceder un estudio para nosotros, entonces, la máquina de tortillas nos has sacado adelante, porque uno no se limita. Hemos conocido a tantas personas que toman talleres, les gusta la práctica, pero terminando no tienen donde trabajar. Hemos visto tanta creatividad, personas que imprimir con desodorantes de roll on, ya vacíos con la bolita. O esas rueditas de los muebles, lo intente la otra vez si funcionan. Claro que nos gustan las otras técnicas como aguafuerte, punta seca, litografía pero por el momento tenemos el taller en casa, y con el grabado en relieve se nos facilita más.


Ustedes son reconocidos en todas partes por su prensa alternativa. Cuando trabajan con una tortillera es mejor una de madera o una de metal, ¿cuál les funciona mejor? ¿Hay una diferencia entre ellas?


Alejandra: Si, claro que si hay diferencias. Madera, definitivamente madera. Porque la de metal ya viene de fábrica, calibrada para masa para hacer tortillas. La de madera te permite modificarla, para usarla como una prensa.


Xavier: Si la tortillera es una excelente máquina para hacer grabado, pero tienes que ajustarla un poco al igual que tu. Porque esa máquina no es para imprimir, pero está calibrada y hecha para un material suave y nada que ver con el linoleum. Lo primero que va pasar si lo utilizamos incorrectamente es que van a tronar las bisagras o la palanca. Siempre, lo primero que recomendamos es que necesitan cambiar las bisagras de fábrica para que puedas poner calcular como poder imprimir bien todo. Entonces fue cuando Joseph Velazque vio este rollo, y él empezó a fabricarlas para que fueran máquinas para imprimir ready to print.



Alejandra: Cuando estaba lo de la pandemia sacaron estas máquinas tortilladoras, y les ayudaba a su club de grabado. Si había viajes o intercambio les ayudaba a pagar esos gastos para sus alumnos. Esto también es lo chido cuando comenzamos a trabajar más online, es que gente de diferentes lados nos preguntaban cómo podían hacer su propia máquina. No manches, gente de Canadá, Brasil, Estados Unidos. Que hacían sus propias máquinas y le ponían sus propios elementos que les facilitaba su trabajo. Ellos encontraban la manera de resolver problemas, por que es ensayo y error con la máquina no es de que la compras y vámonos voy hacer una edición de 100.


Tienes que ir agarrándole la onda.

Xavier: Si, todo se desprende de tu interés genuino de lograr, y solucionar ese problema. Hemos encontrado mucha gente que le interesa recibir una máquina que ya esté lista para imprimir. Siempre les decimos que tienen que adaptarse a la máquina, y ver que medio te funcionan a ti. Al principio alguien nos dijo, ¿ por qué no la patentas? Pues yo no puedo patentar una máquina que ha estado en México por tantos años. Pero que la hemos utilizado como un recurso que necesitamos para poder sacar nuestros grabados. Además la llevamos al límite para sacar ediciones en papel de algodón de 300 gramos, pues eso está bien por qué seguimos produciendo con una calidad que pudiese irse a museos o galerías. Pero que todo ha sido impreso con una máquina de tortillas.


Alejandra: Que no se queda como, ah no se puede con eso o es un juego. Si se puede [trabajar con una tortillera]. A un grabador no lo hace la prensa, también es una forma de volver accesible a la gente, no hacerlo tan elitista y cuadrado. Por qué hacer menos a la gente que hace playeras, que hace parches, todos estos punks, todo tiene su lugar. Hay artistas que solo se dedican a su trabajo de museo y galería que también está bien. Si hay alguien que solo quiere hacer stickers está bien. Nada esta mal, por que luego es con lo que te topas aca en la escuela. Si no tienen prensa no pueden hacer nada. Y qué pasa cuando no tienes los $100,000 pesos para comprar la prensa? Los alumnos se quedan en que va pasar con mi existencia. Y es donde los chavos se quedan como de hace cuatro años en la universidad, pero si no tengo prensa ¿qué hago? Tu tienes que hacer tu propio camino, tal vez comenzar con algo pequeño.



¿Cuánto tiempo tienen ya trabajando con el grabado?


Alejandra: Estudiamos la carrera de arte en la Universidad de Guadalajara. Originalmente yo estaba enfocada en la pintura, entonces en la carrera te dan [clases] de grabado, en relieve, con ácidos, y serigrafía. Nosotros estábamos enfocados en la pintura, pero salimos de la carrera, y tuvimos una vida banal, ¡ no, no es cierto!


Xavier: Pues yo tenía mi trabajo. Trabajaba en un periodico y los horarios eran muy extraños y muy demandantes. La verdad no me iba muy mal, teníamos poco casados, y solo pensábamos en cosas insulsas.


Alejandra: Hubo un tiempo que cambiamos de ciudad, nos mudamos a León, Guanajuato. Ahí vivimos por ocho años. Un día de la nada fuimos al Museo de Arte e Historia de Guanajuato y tenían talleres gratuitos para niños. Tenían una exposición de gráfica, del Centro de las Artes de Salamanca y tenía una exposición de grabado junto con un taller. Así que le preguntamos al encargado, si podíamos inscribirnos porque estamos casados pero no tenemos hijos. Así fue como nos reconectamos con el grabado y el arte y no lo hemos dejado. Ese taller para niños fue como un reset, que nos hizo preguntar qué estamos haciendo de nuestras vidas? En el 2016 nos reconectamos con todo y no lo hemos dejado.



Xavier: También es oportuno comentar que nos reconectamos y regresamos al grabado, pero yo seguía con mi trabajo. Nos dábamos el lujo de comprar material en exceso, buscábamos las gubias, compramos piezas de otras personas. Pero fue cuando comenzamos con la máquina de tortillas, dijimos que hay que hacer algo más en conjunto. Y comenzamos hacer las estampas tortilleras con artista invitado. Mi salario me permite invitar a alguien, aunque no fuera del área yo le pagaba los viáticos, nos asociamos con un hotel boutique, y el hotel le daba posada. En ese mismo hotel teníamos el taller abierto para toda la gente gratuito. Primero conversábamos con la gente, el artista daba su charla y después pasamos a imprimir. El artista tenía que traer, a la fuerza, una placa. Fueron muchos pintores, maestros, escultores, fotógrafos entonces como grabadores solo fueron dos o tres. Esas piezas las imprimimos en un papel económico porque todo se regalaba, pero las personas aun así le pedían a los artistas que las firmaran. Terminamos haciendo diez talleres, todo un año.


Alejandra: La neta si estuvo chido. Ya después nos invitaban a nosotros y las estampas las llevamos a Querétaro, Zacatecas, a Tijuana. La actividad se llamaba Estampas Tortilleras para Llevar. Entonces se convirtió en una pequeña fiesta grafica todos los sábados de cada mes, podrás platicar con el artista, si el artista llevaba piezas las podían vender. Conocimos a gente que solo la conocíamos en línea, conectamos, les gustaba el proyecto y se animaban a ir y participar.



Que iniciativa tan espectacular, que bonito, que bonito la verdad. Así me ha pasado que hago amistades en linea, y hasta hace poco me tocó conectar con un amigo que trabaja en comics. Es muy padre conectar con personas asi y tener esa comunidad!


Xavier: Algo bueno y algo malo que ha traído la gráfica mexicana es que se quedó instalada, muchas de las personas que no son mexicanas o que no viven por acá tienen una idea del grabado clásico mexicano. Nosotros para nada somos eso, sí nos gusta y admiramos a Posada pero no tratamos de imitar su trabajo. En ocasiones hacemos un homenaje, y avisamos que es un homenaje y no una calavera que yo invente. No es que no nos guste, nos encanta, pero lo nuestro es grabado contemporáneo. Nosotros como mexicanos, no solo por el simple hecho de haber nacido en méxico y tener ciertas cualidades o gustos. Esta chido que estás haciendo esto porque en ocasiones, somos nosotros que no hacemos los grabados clásicos mexicanos, definitivamente hay gustos para todos.


Si es muy cierto, a mi me ha tocado que las personas me preguntan dónde está mi trabajo mexicano por que yo trabajo más con paisajes. Pero si tengo un set the grabados que dan homenaje a nuestra cultura, pero al mismo tiempo cuando los hice recibí muchas criticas por que me comentaban mucho que se parecía al trabajo de alguien más. Así que nunca se le puede encontrar algo que plazca a todos, pero lo importante es hacer trabajo que a uno le guste y disfrute.


Antes de que me salga mucho del tema, la siguiente pregunta es: ¿Tienen una herramienta favorita y si la tienen cual es?



Alejandra: Chanfle


Xavier: !hijole! Pues ya ves cuando uno empieza hacer el grabado, la herramienta de batalla son las gubias de Speedball. Estan chidas.


Alejandra: Son las que se encuentran aquí en Guadalajara. En el Distrito Federal es otra cosa.


Xavier: Si aquí en Guadalajara pues Speedball es la marca de cajón incluso los maestros te recomiendan. Es la más utilizada y las más fáciles de conseguir. También cuando damos un taller, les decimos a nuestros participantes que es cara esta herramienta pero les va durar mucho, verlo como una inversión. Speedball es para iniciarse, cortarse y averiguar si le sirvo o no le sirvo. Ya cuando estes avanzando entonces vas adquiriendo mas equipo.


Son el arma de guerra, además están chidas por que adentro guardas la gubia. Esta suave, a diferencia de las otras que tienes que guardarlas en una bolsita o en algo para que no se jodan y estas no.

Xavier: También tenemos las gubias Flexcut, que son una chulada pero cara y difíciles de conseguir para nosotros.


Alejandra: Luego están las herramientas que compramos en la Ciudad de México, que las hace este chavo. Esta persona hace sus propias herramientas, fue un gran descubrimiento para nosotros. El también es grabador, y están bien chidas las herramientas y están relativamente accesibles, entonces las encontramos, pedimos una para ver que tal.


Xavier: El cuate se llama Cromo, si se las pides te las puede mandar. Es acero de alta velocidad, un acero que que usa para cortar otros aceros. Nunca les he sacado filo por lo mismo.


Alejandra: La herramienta favorita es la tortillera, por que nos ha abierto tantas puertas. Se ha convertido en un estandarte de la gráfica alternativa, pero si nos ha conectado con gente bien chida. Hemos hecho enlaces y creo es nuestro pasaporte gráfico.


Xavier: Una de las razones por la que nos hemos mantenidos en el grabado es la comunidad, la técnica esta bien chida, los materiales y los alcances gráficos que puedes obtener mediante el puro grabado en relieve. Algo que es tan fácil tan sencillo, algo que se ha utilizando por tantos años. Aun así pueden combinarlo con técnicas contemporáneas pero sigue siendo grabado en relieve, es algo muy interesante para nosotros. Pero nos hemos mantenido gracias a la comunidad del grabado, ya que si hemos tenido un gran grupo. Claro, en el grabado puede haber esos momento en el taller así íntimo, pero también hay uno muy importante de expresión pública, relaciones públicas entre grabadores, pasarse tips, pasarse técnicas.


Si sacas una edición, tal vez alguien te pasa algo de papel para no ensuciarlo. Alguien puede ser mucho mejor impresor que tú, y te da tips. Osea se vuelve un trabajo de comunidad, mucho más aún que en la pintura.

Xavier: También las personas de Speedball, han sido de mucha ayuda. Muchas gracias para ellos. ¡Nos acaban de mandar un cajota! Una caja llena de producto, y nos quedamos creo que nosotros somos los únicos en Guadalajara que tienen esto.


Alejandra: Si aquí en Guadalajara es muy difícil encontrar las tintas, ¡no se diga lo de serigrafía ni lo de caligrafía! ¡Eso es inexistente! Solamente llegan los rodillos, las gubias, y como que quiere llevar las tintas. Es muy difícil, nosotros las compramos cuando íbamos a Estados Unidos, regresamos cargados. Pavel Acevedo nos acercó a Speedball, y tenemos un takeover. Estamos muy agradecidos con SpeedballLATAM, que quieren enfocarse de México al sur. Hemos tenido muy buena relación con ellos, después de mucho tiempo llegó un paquete de tinta. En ocasiones tenemos problemas con la aduana de México porque piensan que somos tienda y vamos a vender. Además Speedball nos permitió regalar kits en Zacatecas donde tuvimos un taller. En Zacatecas hay una sola papeleria de arte y esta todo bien carisimo, asi que muy agradecidos con Speedball.



Xavier: En muchos de los post que hacemos mencionamos a Speedball, porque estamos agredidos y disfrutamos los materiales. No decimos que este producto sea mejor que el otro, pero si decimos que este producto te permite hacer esto.


Cuando trabajamos con las estampas tortilleras con Joy, yo ya estaba perdiendo mi trabajo. Ya cuando la segunda persona fue de la Ciudad de México, con ella se fue una gran cantidad de los ahorros. De ahí fue cuando el grabado pasa de ser un gusto por hacer gráfica, compartir y pasa a ser nuestro principal motor. Comenzamos a vivir el 100% o por lo menos un 80% del grabado por un tiempo, después llegó COVID. Fue un tiempo muy difícil, en el cual nos tuvimos que meter tiempo completo al grabado y yo creo que fue cuando 3 Gatos Press tuvo un arranque cañón porque estábamos 100% tallando, imprimiendo, haciendo en vivos. Con COVID mucha gente estaba en sus casa, nos levantó mucho la presencia en redes sociales.


Alejandra: Y conocimos a muchos artistas! Se empezó a crecer más la comunidad. Empezamos a colaborar con otros artistas, y creció más la comunidad. ¡Ya que todos estábamos encerrados, con esa incertidumbre, con esa depresión! Era algo bastante tensa a nivel mundial!


Xavier: Como estábamos encerrados nos acabamos mucho del material que teníamos en stock, y de ahí salió la manera de seguir trabajando sin el cash. Fue donde salieron los filtros de café usados para imprimir, la gubia con el paraguas. Salieron varias cosas que nos permitieron crear un grabado alternativo. Queremos seguir innovando, sacando ideas, en eso estamos enfocado en eso ahorita.


Si definitivamente todo mundo cambió, yo antes de COVID comencé pintando y haciendo retratos pero miren ahora estoy aquí con el grabado. Es todo un mundo nuevo y diferente.


Muchas gracias a los dos por su tiempo y por compartir tanto con todos nosotros.

¿En dónde pueden conectarse con ustedes?


Alejandra & Xavier: En instagram en @tresgatospress



3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo